Fácil de limpiar

Basta con usar utensilios domésticos y detergentes comunes para mantener limpia la superficie.

Además no permite la proliferación de microorganismos y es ideal para ambientes asépticos.

Los comentarios están cerrados.

error: Contenido Protegido por Derechos de Autor.